Home

El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola uno de estos derechos
y te explica qué dice la Ley y cómo hacer valer tu derecho.

¡Conseguí tu libro y entérate cómo funciona! ¡Este derecho existe y podes hacerlo cumplir!
¡Animate a entender!

  • DERECHO A LA NO DISCRIMINACIÓN

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la no discriminación y te explica qué dice la Ley y como hacer valer tu derecho.

    1. Fui a pedir comida para mi familia al gobierno de mi provincia porque mis hijos corren riesgo de morir desnutridos. No me la quisieron dar porque somos aborígenes.
    2. Quise inscribirme en un club de fútbol pero me rechazaron la inscripción porque soy de religión judía.
    3. En el colegio el profesor y mis compañeros me agreden por ser de nacionalidad boliviana.
    4. Me despidieron del trabajo por ser demasiado viejo.
    5. Mi jefe y compañeros de trabajo me maltratan porque tengo la piel morena.
    6. La policía me agrede y presume que soy delincuente por ser travesti.
    7. En mi trabajo no me asignan algunas tareas por ser mujer.
    8. Cuando conté en la empresa que era homosexual me despidieron.
    9. Trabajo en “atención al público” y no me ascienden por mi obesidad.
  • EL DERECHO A LA EDUCACIÓN

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la educación y te explica qué dice la Ley y como hacer valer tu derecho.

    1. Mi familia está integrada por mi mamá viuda y por ocho hermanos menores de 18 años. Mi mamá trabaja haciendo changas y se le complica muchísimo mantenernos. Quiero ir al colegio, pero no tenemos ni para los útiles ni para la ropa ni para viajar.
    2. Tengo un hijo con discapacidades mentales y tiene que ir a un colegio especial. El Estado me da algo de plata para pagar el colegio pero no es suficiente.
    3. Tengo 16 años, quedé embarazada y la directora del colegio católico al que voy no me deja cursar más en ese colegio.
    4. Vivo en la provincia de Chaco y soy de la etnia Wichi. Trato de ir al colegio pero se me complica mucho porque hablo muy poco español.
    5. Voy al secundario y la escuela está con un montón de problemas de humedad en el techo y en las paredes. Cuando estamos en clase se caen pedazos de techo.
    6. Vivo en una zona rural y el colegio más cercano me queda a 25 kilómetros. Sólo puedo ir caminando o en mula.
    7. Me crié solo y empecé a trabajar desde muy chico como carpintero. Sé leer lo básico. Me gustaría poder aprender y seguir el colegio, pero no puedo.
  • DERECHO A UNA VIVIENDA DIGNA

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a una vivienda digna y te explica qué dice la Ley y como hacer valer tu derecho.

    1. Mi marido y yo estamos sin trabajo hace 2 años. Mantuvimos a nuestros hijos como pudimos pero hace 3 meses que no podemos pagar el alquiler. En cualquier momento nos echan.
    2. Mi papá es golpeador. Por eso me escapé de casa a los 15 años. Desde ese entonces, estoy viviendo en la calle.
    3. Con mi esposa, de a poquito nos fuimos construyendo la casa pero justo nos quedamos sin trabajo y nos falta construir el baño.
    4. Vivo en un barrio de emergencia y nos prometieron poner cloacas hace 4 años, pero todavía no pasó nada.
  • DERECHO DE LOS CONSUMIDORES Y USUARIOS

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho de los consumidores y usuarios; luego te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho.

    1. La compañía de telefonía celular me ofreció el servicio de transformar los mensajes de voz a mensajes de texto gratuitamente. Después de un mes empezó a cobrarme este servicio sin avisarme.
    2. En una leche que compré no dice cuál es la fecha de vencimiento.
    3. Compré un paquete de aguas gasificadas y vinieron sin gas.
    4. Arreglé un viaje con todo incluido y cuando llegué al hotel me dicen que sólo incluye el desayuno.
    5. Hubo un corte de luz por culpa de la compañía distribuidora. Estuve tres semanas sin luz y encima, en el momento del corte, se me quemaron la computadora y la heladera.
    6. Hay una promoción en la tele de una cadena de electrodomésticos que dice que todos los televisores están a mitad de precio pero cuando vas a comprarlo te dicen que solo se aplica a partir de 20 pulgadas.
    7. Viajo en el colectivo 357 todos los días. Estoy podrida de esperarlo cuarenta minutos y que sigan de largo sin parar.
  • DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

    Derecho de las personas con discapacidad a la salud

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la salud y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Mi papá sufre de la enfermedad de Alzheimer y yo ya no lo puedo cuidar más. Debería internarlo en un geriátrico donde los empleados sean especialistas en casos como el de él, pero no me alcanza la plata y la obra social no lo quiere cubrir.
    2. Tengo un hijo de 10 años que es autista y su médico me recomendó que haga terapia con perros para mejorar sus capacidades sociales. La obra social se niega a cubrir el tratamiento porque dicen que no es “vital” para la salud de mi hijo.
    3. Tienen que operar de la cadera a mi hijo, que tiene un retraso mental y otras dificultades físicas pero no puedo conseguir la prótesis recomendada por el doctor.

    Derecho de los discapacitados a la educación

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la educación y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Mi hijo es ciego y tiene que ir a una escuela donde le enseñen a escribir y leer en braille. Pero donde vivo hay pocos colegios así, y son muy caros. No los puedo pagar.
    2. Una de mis hijas tiene un leve retraso mental. Por ahora puede seguir yendo a una escuela regular pero le cuesta mucho y la psicopedagoga del colegio me dijo que para no atrasarse necesitaría una maestra integradora que la ayude. No la puedo pagar.
    3. A partir de un accidente que tuve quedé ciega y quiero continuar mis estudios de His-toria pero no sé cómo hacer para conseguir los materiales especiales que necesito.

    Derecho de los discapacitados al trabajo

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho al trabajo y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Soy discapacitada motriz y tengo que moverme en silla de ruedas. Tenía un kiosco, pero ya no puedo pagar más el alquiler. Me gustaría seguir trabajando en algún lado.
    2. Soy ciega y con mucho sacrificio me recibí de abogada. Pero ahora no puedo conseguir trabajo porque la gente suele pensar que es mejor contratar a alguien sin discapacidades.

    Derecho de los discapacitados a la ayuda estatal

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a recibir ayuda estatal y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Estoy embarazada de mi cuarto hijo y el médico me dijo que el bebé va a nacer con síndrome de Down. No sé cómo mantenerlo con los gastos extras que eso implicará.
    2. Tengo un hijo con discapacidad que sólo se puede mover en silla de ruedas y me acaban de echar del trabajo. No sé cómo voy a hacer para mantenerlo.

    Derecho de los discapacitados al transporte y la accesibilidad

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho al transporte y la accesibilidad; luego te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Soy discapacitada motriz y me muevo en silla de ruedas. Me gustaría ahorrar algo de plata para comprarme un auto y modificarlo para poder transportarme pero no llego con el dinero.
    2. Quise ir a averiguar algo a uno de los locales de mi compañía celular pero no pude en-trar porque no está preparado para entrar en silla de ruedas.
    3. Mi mamá camina con un andador. Vivimos en una zona de mucho tráfico y nunca hay lugar para estacionar. Se complica mucho cuando queremos subirla al auto.
    4. Dado que soy ciega tengo el certificado de discapacidad. Cuando me quise subir al colectivo gratis el colectivero me dijo que el certificado no me servía y tuve que pagar.
  • DERECHOS DE LOS NIÑOS

    Derecho de los niños a la educación

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la educación y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Mi familia está integrada por mi mamá, viuda, y por ocho hermanos menores de 18 años. Mi mamá trabaja haciendo changas y se le complica muchísimo mantenernos. Quiero ir al colegio pero no tenemos ni para los útiles, ni para la ropa ni para viajar.
    2. Tengo un hijo con discapacidades mentales y tiene que ir a un colegio especial. El Estado me da algo de plata para pagar el colegio pero no me alcanza.
    3. Tengo 16 años, quedé embarazada y la directora del colegio católico al que voy no me deja estudiar más en ese colegio.
    4. Vivo en la provincia de Chaco y soy de la etnia Wichi. Trato de ir al colegio pero se me complica mucho porque hablo muy poco español.
    5. Voy al secundario y la escuela está con un montón de problemas de humedad en el techo y en las paredes. Cuando estamos en clase se caen pedazos de techo.
    6. Vivo en una zona rural y el colegio más cercano me queda a 25 kilómetros. Sólo puedo ir caminando o en mula.

    Derecho de los niños a la Alimentación y Integridad Física

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la alimentación y la integridad física; luego te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Tengo dos hijitos de 3 y 5 años y los llevé al médico para una revisión. El doctor me dice que están bien pero que les tengo que dar unas vacunas. Me pide algo de plata y yo no tengo.
    2. Soy abuela de dos nenas chiquitas y su mamá, que es mi hija, las abandonó. Yo ya estoy grande y no tengo plata para cuidarlas, pero tampoco las quiero dejar en la calle, donde corren peligro.
    3. Tengo 16 años y, como quedé embarazada, mi familia me echó de mi casa. Ahora estamos viviendo en un cuartito de la casa de un tío de mi novio pero con las changas que él consigue comemos mal y salteado. Tengo miedo de que mi hijo nazca enfermo.

    Derecho de los niños a la participación y a ser oídos

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la participación y a ser oídos; luego te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Mis papás están divorciados y el juez dijo que tengo que vivir con mi mamá durante la semana y con mi papá los fines de semana. Sin embargo, yo me llevo mejor con mi papá y prefiero vivir con él durante la semana.

    Derecho de los niños a la identidad y la familia

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la identidad y la familia; luego te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Mis papás me adoptaron cuando era chiquito. Nos queremos mucho y nos llevamos muy bien pero quiero saber quiénes son mis papás biológicos. Mis papás adoptivos no me quieren dar la información que tienen porque piensan que me va a hacer mal.
    2. Mi papá está en la cárcel. Mis hermanitos y yo vivimos con mi abuela. Ella no nos deja visitarlo.
    3. Tengo tres hijos de 4, 5 y 8 años, con los que vivo en una zona rural. No les pude sacar el DNI y ahora tengo problemas para anotarlos en el colegio.
    4. Mis papás hacen changuitas para mantenernos pero no les alcanza el dinero que ganan. Nos empezó a visitar una asistente social que trabaja para el Estado y le dijo a nuestros papás que si en un mes no podían mejorar nuestra situación económica iban a tener que mandarnos a un orfanato.
  • SI TE ACUSAN DE HABER COMETIDO UN DELITO, DERECHOS PARA DEFENDERTE DE LA POLICÍA, UN FISCAL O UN JUEZ

    Derecho a no declarar contra vos mismo

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a no declarar contra vos mismo y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Me paró la policía en la calle porque me parecía a una persona que había robado un negocio. Me empezaron a hacer un montón de preguntas y yo me asusté. Les terminé contando que en la casa de mi abuela tenía cigarrillos de marihuana y los policías fueron a buscarlos. Luego me acusaron por tenencia de drogas y me detuvieron.
    2. Tuve una pelea con mis vecinos y, de bronca, fui y les rompí los vidrios del auto. Me denunciaron en la policía y ahora me acusan por haber cometido el delito de “daños”. Dos policías me vinieron a buscar para llevarme a declarar y me dijeron que “mejor que declare porque si no decía nada el juez iba a pensar que no estaba colaborando y me iba a condenar por más tiempo”.
    3. Me llamaron para que declare como testigo en un juicio relacionado con un choque de autos. Pero si declaro y cuento qué pasó, me podría llegar a traer problemas porque en vez de ayudar a los heridos, salí corriendo. Tengo miedo de que me acusen por no haber ayudado y no tengo ganas de ir como testigo.

    Tu domicilio es inviolable. Ni siquiera la policía, un juez o un fiscal pueden entrar a la fuerza si no se cumplen algunas condiciones importantes.

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho que dice que tu domicilio es inviolable y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Me tocan timbre, me dicen que es la policía, que están investigando un delito y que necesitan entrar a mi casa. No me muestran ninguna orden de un juez, se quedan un rato revisando y se terminan llevando unos papeles. Luego intentan usar esos papeles para acusar a mi marido por estafa.
    2. Unos policías llegan a mi casa con una orden de allanamiento de un juez autorizándolos a buscar y llevarse un cuchillo de ciertas características por una investigación de un homicidio. No encuentran ningún cuchillo pero se llevan dos armas de fuego. A los pocos días me acusan de robo a mano armada.
    3. Un grupo de policías llega a mi casa con una orden de allanamiento de un juez que los autorizaba a buscar a una persona que, supuestamente, vendía drogas. Cuando la policía llegó el único que estaba en mi casa era mi hijo de 7 años que los dejó pasar. Los policías no encontraron a la persona que buscaban pero se llevaron dos cigarrillos de marihuana que tenía mi hijo mayor.

    Tu derecho a moverte libremente (a no ser detenido ni apresado) y tu derecho a la privacidad

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a moverte libremente y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Estoy caminando por la calle, me paran dos policías y sin explicarme nada, me llevan a la comisaría.
    2. Tengo 15 años, me encuentro dando vueltas por la calle y un policía me detiene y me sube al patrullero.
    3. Un vecino llama a la comisaría y dice que ve un grupo de jóvenes “sospechosos” (por su vestimenta y por la hora) y que están sentados en la puerta de su casa. Un patrullero se acerca, los revisa y los lleva a la comisaría. A uno de ellos le encuentran un cigarrillo de marihuana.
    4. Mi novio se empezó a pelear en la calle con un vecino, llegó la policía y los detuvieron a ellos y a mí. Un policía nos palpó a los tres para ver si teníamos armas.

    Derecho a que te juzgue un juez imparcial (que sea neutral… y que no tire para ningún bando, sino que busque llegar a la verdad de lo que pasó)

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a un juez imparcial y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. El juez que está investigando un crimen es vecino de la persona asesinada.
    2. Me acusan de haber robado y el juez que tiene que llevar adelante el juicio ya había condenado a mi hermano por un hecho parecido.
    3. Se me acusa por haber estafado a un grupo de personas y el juez que tiene que resolver es tío de una de las víctimas.

    Derecho a que siempre tengas un abogado para que te defienda

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a tener un abogado para defenderte y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. A mi hijo lo acusan de haber robado autos con armas de fuego y quiero que lo defienda un buen abogado, pero no tenemos plata para pagar uno.
    2. Me arrestaron y me llevaron a la comisaría porque dicen que estuve vendiendo pastillas de éxtasis en una fiesta electrónica. Me dejaron incomunicado y ni siquiera me dejan llamar al abogado de la familia para ver qué pasa.
    3. Estoy enfrentando un juicio penal por haber atropellado a una persona con el auto y contraté a un abogado para que me defienda. Pero desde hace un par de semanas el abogado no me atiende y no sé qué está pasando con el juicio.
    4. Están acusando a mi hermano de haber robado una panadería. Le consiguieron un abogado recién después de que declaró.

    Derecho a que cuiden tu salud dentro de la cárcel

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a que cuiden tu salud dentro de la cárcel y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Tengo 16 años y me detuvieron por haber robado una panadería. Me llevaron a una comisaría y me dejaron en una celda muy chica, con un montón de personas grandes.
    2. Me condenaron por haber asesinado al hombre con el que me engañaba mi mujer y me mandaron a la cárcel. Quiero empezar a ir a misa pero no me dejan.
    3. Estoy preso por tráfico de drogas y me siento mal hace un par de días. Les dije a los guardiacárceles pero nadie me viene a atender ni mandan al médico.
    4. Mi hijo está preso y no me dejan visitarlo desde hace dos meses.
    5. Estoy cumpliendo una condena en la cárcel y los médicos me dijeron que tengo un cáncer muy difícil de curar.
    6. Estoy preso en una cárcel y cada vez que hay algún episodio violento nos esposan a todos.
    7. Hubo una pelea en el comedor y me echaron la culpa a mí. Sin dejarme explicar que no tengo nada que ver me sancionaron.
  • EL DERECHO A LA SALUD

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la salud y te explica qué dice la Ley y como hacer valer tu derecho.

    1. Fui a un hospital porque estaba sufriendo dolores muy fuertes (no podía ni mantenerme parado). Parecía algo grave… Me dieron un turno y me dijeron que tenía que esperar a ser llamado. Estuve diez horas esperando en la sala de espera, muerto de dolor.
    2. Pedí en un hospital público un remedio que es fundamental para tratar mi enfermedad y me dijeron que no lo tenían y que lo tenía que comprar yo por mi cuenta.
    3. Nadie quiere darme la prótesis que mi hija necesita para poder caminar (fui a to-dos lados: hospitales, la obra social de mi sindicato, el Ministerio de Salud).
    4. Cada vez que quiero llegar a un hospital tengo que caminar 15 kilómetros entre campos y caminos de tierra. Si estoy muy enfermo, tengo que caminar igual, porque nadie me manda una ambulancia.
    5. Hace 6 meses mis médicos me dijeron que soy portador del virus del Sida y que me tengo que empezar a tratar para que la enfermedad no se desarrolle. La obra social que tengo no me quiere dar los remedios que debería usar.
    6. Ya tengo 4 hijos y con mi marido nos cuesta bastante mantenerlos. Quisiéramos encontrar una solución definitiva para que yo no quede más embarazada.
  • DERECHO A LA ALIMENTACIÓN

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la alimentación y te explica qué dice la Ley y como hacer valer tu derecho.

    1. Mi marido y yo somos desempleados y tenemos dos hijos. Fui a pedir ayuda para alimentar a mi familia al Municipio donde vivo y nadie me atiende.
    2. Tengo un bebé que corre riesgo de desnutrición. Fui al Ministerio de Salud para pedir auxilio, y me hicieron hacer un trámite que dura un mes (en un mes mi hijo puede morirse).
    3. Tenía un subsidio que me pagaba el Estado para alimentar a mi familia (que corría riesgo de desnutrición) y este mes me lo cortaron. Nadie me explica por qué me lo cortaron ni cuándo lo retomarán.
    4. En mi barrio no tenemos agua potable. Pedí mil veces a todo el mundo (a mi municipio y a mi provincia) que nos hagan llegar agua de alguna forma. Nadie nos escucha.
  • EL DERECHO AL MEDIO AMBIENTE SANO

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho al medio ambiente sano y te explica qué dice la Ley y como hacer valer tu derecho.

    1. La fábrica de la esquina larga sustancias con olores insoportables.
    2. Vivo en el campo y los cazadores no paran de matar a los zorros que encuentran en mi tierra: ya quedan pocos.
    3. Van a instalar una fábrica nueva a 10 cuadras de mi casa; tengo miedo de que larguen sustancias que contaminen el agua y el aire y nos perjudique la salud.
    4. El caño de escape de un colectivo funciona mal y larga mucho humo.
    5. Los vecinos empezaron a tirar basura en un terreno baldío cerca de casa; ahora algunos negocios aprovechan y también tiran ahí. Se terminó formando un basurero.
    6. Vivo en un pueblito y en las cosechas que están cerca tiran químicos para controlar las plagas. Tengo miedo de que esos químicos afecten mi salud.
  • DERECHO DE ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho de acceso a la información pública y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho.

    1. Soy periodista y quiero saber si la empresa que el Estado contrató para que construya un dique en la Provincia de Córdoba fue contratada en condiciones normales. La gobernación se niega a darme información.
    2. A cinco cuadras de mi casa van a poner una fábrica nueva. Tenemos miedo de sufrir problemas de salud. Por eso nos gustaría saber si está equipada con la tecnología para evitar contaminar el ambiente.
    3. Trabajo en una ONG y quiero saber cuánto gastan en viáticos (en transportes) los empleados de la Municipalidad del lugar donde vivo.
    4. En el noticiero salió una nota diciendo que una partida de leches que estaban en mal estado salieron a la venta. Quiero saber si las leches que compré en el supermercado la semana pasada también estaban mal.
    5. Van a construir un edificio al lado de mi casa y quiero saber si la construcción está habilitada. En la Municipalidad me dicen que tengo que explicarles para qué quiero la información.
    6. Me dijeron que me puedo inscribir en un plan del Estado para comprar viviendas a precios bajos y en muchas cuotas. Hace dos meses presenté un pedido en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para que me dijeran cómo tengo que hacer y todavía no me respondieron nada.
  • DERECHO DE LOS ANCIANOS

    Derecho de los ancianos a la seguridad social

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la seguridad social y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Tengo 68 años. Trabajé durante toda mi vida. Durante muchos años trabajé en blanco. Dejé de trabajar este año y no sé cómo hacer para comenzar a cobrar mi jubilación mensualmente. No tengo obra social.
    2. Tengo 72 años. Mi marido cobraba una jubilación todos los meses pero recientemente murió y ahora me estoy quedando sin dinero. Yo no cobro jubilación porque durante toda mi vida trabajé en negro. Mi familia me pasa algo de plata pero no me alcanza para vivir.
    3. Tengo 75 años, soy viudo y vivo solo. No estoy jubilado porque durante toda mi vida trabajé en negro y no tengo obra social. Por mi edad, tengo problemas de salud y de dinero. Mis hijos tienen suficiente dinero como para ayudarme, pero me abandonaron.
    4. Soy anciano y vivo en un geriátrico. No me siento cómodo allí porque está en pésimas condiciones y no permiten que mis familiares y amigos me visiten en horarios razonables. Sin embargo, siempre que le digo al responsable del geriátrico que quiero irme me dice que no me puede permitir irme de allí “por mi propio bien”.

    Derecho de los ancianos a recibir un trato equitativo y a la participación

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a recibir un trato equitativo y a la participación; luego te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Soy anciano y en el trabajo siempre trabajé correctamente. Mis superiores anunciaron que ascenderían a un trabajador de mi área. Yo merezco el asenso, pero me respondieron que “ya estoy muy grande” para eso.
    2. Soy anciano y tengo dificultades para moverme. Los colectivos que pasan por mi barrio tienen el piso muy alto y me cuesta mucho subir. Cada vez que quiero subir a un colectivo corro el riesgo de caerme.
    3. Soy anciano y tengo algunas dificultades para ver. Cada vez que quiero retirar dinero del cajero automático me enfrento con una computadora muy difícil de entender.
    4. Soy anciano y tengo problemas de movilidad. El centro comercial de mi barrio al que voy a comprar todos los días tiene escaleras muy peligrosas y no tiene rampas ni ascensores.
  • DERECHO DE LOS TRABAJADORES

    Derecho a recibir un trato digno

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a recibir un trato digno y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Todos los días, al salir del trabajo, un supervisor revisa que los trabajadores no se hayan robado nada. Las revisiones son muy violentas (los supervisores nos tratan como si hubiéramos robado algo) y suelen pedirnos que mostremos nuestros genitales, para corroborar que no nos robamos nada.
    2. Mis superiores me comentaron que están considerando la posibilidad de despedirme del trabajo porque saben que fumo marihuana cuando estoy en mi casa.
    3. Trabajo en una fábrica, expuesto a altísimas temperaturas. El lugar está pésimamente aireado y no tenemos a nuestra disposición agua potable.
    4. En mi trabajo corro el riesgo de que mi salud se dañe porque respiro algunos ga-ses que son bastante nocivos. Hace años que la empresa no realiza controles médicos para saber si estamos bien de salud.
    5. En el trabajo termino a las 11 de la noche y empiezo a las 6 de la mañana, y no me dan vacaciones.

    Derecho a la igualdad de trato en el trabajo

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la igualdad de trato y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Me despidieron del trabajo por ser “más viejo” que mis compañeros. Sin embargo, soy igualmente responsable y eficiente.
    2. Mi jefe y compañeros de trabajo me maltratan porque tengo la piel morena.
    3. Estaba trabajando desde hacía tres meses en una empresa. Cuando conté que era homosexual me despidieron.
    4. En mi trabajo no me asignan algunas tareas por ser mujer.
    5. Trabajo en un estudio de abogados muy antiguo y tradicional, y debido a que soy abogado de religión judía me marginan y no me permiten ascender de posición (a pesar de que trabajo con muchísima dedicación y esfuerzo).
    6. Luego de trabajar durante cinco años en un banco con excelentes resultados me dan a entender que la única razón por la que no me ascienden es que soy “demasiado gorda” para el sector en el que trabajo (atención al público).
    7. Trabajé durante cinco años en una fábrica. Cuando mis superiores se enteraron de que yo era comunista y que militaba en un partido político de extrema izquierda me despidieron porque me consideraban “peligroso” para la empresa.

    Derecho a recibir un salario justo

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a recibir un salario justo y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Trabajo ocho horas por día en una fábrica muy precaria y solamente me pagan 1000 pesos por mes. Con eso no me alcanza para alimentar y mantener a mi familia.
    2. En mi trabajo tengo las mismas responsabilidades y antigüedad que varios compañeros, pero yo gano un salario menor que ellos.

    Derecho a la libertad sindical

    El libro te muestra ejemplos cotidianos en los que se viola el derecho a la libertad sindical y te explica que dice la Ley y como hacer valer tu derecho en casos parecidos.

    1. Mi jefe me advirtió que si quiero seguir trabajando debo desafiliarme del sindicato al que pertenezco y no afiliarme a ningún otro.
    2. El delegado del sindicato al que pertenezco me dijo que no puedo abandonar el sindicato porque al ingresar acepté nunca más desafiliarme.
    3. Desde que hice pública mi intención de formar mi propio sindicato recibo amenazas de los delegados de otros sindicatos ya existentes.

Desafío